miércoles, 26 de septiembre de 2007

Noche Blanca en Madrid




Noche Blanca en Madrid, una oportunidad para que casi dos millones de personas descubran lo que se siente al pasear por una Gran Vía casi peatonal, por la Cibeles, haciendo colas de dos horas para Museos y exposiciones que durante el día no hay que esperar, escuchar conciertos de grupos que utilizan como altavoces conos naranjas de plástico http://www.mecanique-vivante.com/ o ver como la Puerta de Alcalá se llena de niebla artificial.
Todo ello unido al caos de los transportes, una ligera lluvia pero muy buen rollo.

4 comentarios:

Dave NeWaza dijo...

No sabes que ganas tengo de volver por los madriles, Quicus, ya lo hecho de menos...

A ver si cuando hayamos acabado con todo el tema de la casa nueva nos podemos pegar un salto para desconectar, ya ya nos hace falta.

Nimrodelisa dijo...

A nosotros nos pilló la lluvia en los conciertos de Malasaña y nos calamos hasta los huesos, pero gracias a las litronas nos recuperamos y pudimos ver el edificio iluminado de Plaza España. Qué bonito era, y el templo de Debod también estaba precioso.

Beautiful! igual que tus fotos!

El Espantapájaros dijo...

Hay mucha gente que se queja de lo de la Noche en Blanco, pero yo creo que es una buena iniciativa y que la gente se lo pasa bien y disfruta de las actividades culturales. Otra cosa es que haya que envolver tanto el asunto para que el público se acerque a la cultura, en vez del día a día.

Un saludo

Quicus Magnificus dijo...

¡Saludos a los tres! - y a cualquiera que nos pueda leer-

Madrid es un escaparate cultural a diario, pero es cierto que la gente necesita empujones para apuntarse a todo. Lo que me gusta de iniciativas como esta es ver a la gente mayor dando vueltas por Madrid a las 3 de la mañana, comprobando que la noche no es tan peligrosa y que los Museos se ven mejor de día.