viernes, 24 de octubre de 2008

Semana horribilis

La verdad, si lo sé, no me muevo de Egipto. Porque vaya semanita.

Lo peor de todo es que a los dos días de volver, se rompe el PC fijo de casa. Con todas las fotos antiguas, apuntes, datos más o menos valiosos... si, me diréis que por qué demonios no tenía una copia de seguridad... pues no, no la tenía, así que me he pasado más 72 horas de mis preciadas vacaciones intentando recuperar el disco duro, sin éxito claro. Menos mal que no había pasado las de Egipto, que si no mi mujer me cuelga, y no precisamente por los pulgares.

Al final, he decidido que le pueden dar mucha viruta fresca y que lo perdido, pues eso, perdido está. Mala suerte, y punto. Ahora mismo estoy utilizando el portátil, que tiene más años que el cascorro, pero que me permite estar comunicado con todos vosotros.

Eso no es todo, sino que además me he encontrado con cuatros cursos que debo finalizar antes de final de mes. Otra cosa que debería haber previsto, pero claro, con el viajecito de marras, pues se me había olvidado por completo. Cosas de la edad.

Y para acabar, aún tengo que preparar los papeleos de las dos bolsas de trabajo más peñazos que hay en Mallorca: Son Dureta por las colas, y Gesma por las colas y toda la parafernalia. Ni que nos presentásemos a un puesto en la NASA.

Sinceramente, mirándolo con un poco de perspectiva, creo que me estado ahogando en un minúsculo vaso de agua. Aún me queda una semana más de vacaciones, y mi actual preocupación es si sustituir el difunto ordenador por otro wintel o jugármela con un iMac. He descubierto el Plan Avanza, y creo que es una buena oportunidad para hacer una compra más o menos seria

La elección de Apple cada vez se hace más fuerte, básicamente por una razón: estoy cansado de reinstalar cada medio año el winxp y todo lo que viene detrás. Sobre MacOSX sólo he encontrado un par de opiniones en contra, aunque muy bien argumentadas. Sin embargo, me resisto, ya que en Windows es muy fácil encontrar cualquier programa en la modalidad libre. No lo sé todavía, voy a reflexionarlo durante este fin de semana.

En otro orden de cosas, la página está un pelín actualizada: a petición de Quicus, he añadido los blogs de Ana Arándanos y de Clares en la sección de Ars Calami, además de borrar un par de entradas que parece que están abandonadas. También he hecho un cambio de sintaxis en la bienvenida, que no era muy correcta.

Bueno amigos, por lo pronto esto es todo. A disfrutar de la vida, que son dos días.

2 comentarios:

Clares dijo...

Desde luego, hay horas, días, semanas, y no quiero seguir para que no cunda el pánico, en que se desearía estar en un congelador y meterse en el microondas una vez que hubieran pasado. En fin, si ha terminado todo dudando ente pc y mac, no está tan mal la cosa. Yo pc, pero con ubuntu, o sea, linux. Mis hijos, mac, porque le dan al arte digital. Para todos los gustos hay. Si les preguntas a ellos, te dirán que mac, mac, y después un mac.

Oye, que muchas gracias por incluirme en esos enlaces con tan sugestivo título. Un placer. Y en lo de Ana Arándanos, enhorabuena por incluirla. Es estupenda, de verdad.

Que el fin de semana remedie todo el resto de atrás. Yo me recluyo en un par de horas en un campo remoto.

Dave NeWaza dijo...

De nada, para eso estamos, para promocionar lo bueno.