domingo, 11 de octubre de 2009

OpenOffice



Hubo una vez, hace ya tiempo, que la escusa para comprar el ordenador era la de ayudar al niño a estudiar: que llevase una enciclopedia y un programa de esos para escribir cartas. Hoy en día, la primera parte la tenemos cubierta con la Wikipedia, la RAE o la Enciclopedia Británica. Pero ¿y la segunda?

Muchos optan por que les instalen en la tienda de informática cualquier versión pirata de MS Office . Lo malo, es que al cabo de un par de meses, cuando toca formatear el sistema Windows, perdemos tanto los documentos antiguos como el programa. Por no hablar de que posiblemente esté infectado con virus, troyanos y gripe A si se tercia.

Yo actualmente uso un programa llamado OpenOffice, que es gratis (no me meteré en el jardín que es explicar este tipo de licencias; nos basta saber que es legalmente gratuito). Como el de Microsoft, es una suite que incluye procesador de textos, base de datos, hoja de cálculo, presentaciones... incluso un pequeño programa para hacer dibujo. No es tan bonito visualmente, no tiene diccionario de sinónimos, tiene algún que otro bug y es quizás un poco lento de arrancar. Lo bueno, es que trae compatibilidad con los documentos de MS Office, cosa que al contrario no sucede, y se puede guardar en PDF desde hace ya mucho tiempo. Con esto, para mi nivel en casa, voy más que sobrado.

Hay dos formas de instalación. La típica y normal es acudir a la página oficial, descargarlo e instalarlo. Para los que no os fiéis y queráis probarlo sin que queda rastro en vuestro ordenador, os recomiendo acudir a la página de Portable Apps: os lo descargáis y se puede empezar a usar sin necesidad de instalar. Yo lo uso para llevar mi versión actualizada al trabajo, por ejemplo.

Tiene muchas cosas que mejorar y añadir, pero creo sinceramente que en muchos casos, en especial en casa, no vale la pena pagar por un MS Office teniendo esta opción de OpenOffice.

3 comentarios:

La tentación de Eva dijo...

Estoy contigo, yo lo tengo instalado en mi PC y para las cosas que hay que hacer en casa sobra de lejos.

Clares dijo...

Veo que avanza el software libre. Yo llevo ya varios años con Linux y, por supuesto, con OpenOffice, que es igual de bueno que cualquier otro, pero gratuito y fácil de instalar, muy respetuoso con el usuario, muy cómodo de manejar. Añado que hay programas para todo en el Linux, que no da problemas. ¿Te pasas? Ay, no, que lo tuyo es un Mac.

Angus dijo...

Va a ser que le tendré que echar un ojo al tema este.