sábado, 19 de enero de 2008

Ha muerto un genio paranoico

Bobby Fischer murió ayer a la edad de 64 (8*8) años, posiblemente a causa de un fallo renal. Para quién no sepais de quién hablo, se trata de un ajedrecista norteamericano que fue capaz de derrotar a los rusos en el periodo de su máxima dominación en este deporte.

Además, se hizo famoso por su caracter digamos poco social: llamó a una emisora filipina para alegrarse de la maravillosa noticia de los atentados del 11-s; también era conocido por su exaltado atisemitismo.

Es curioso como nos llama la atención personajes de este tipo: genios que no son capaces de seguir el camino marcado por las reglas sociales. Son, quizás, los nuevos héroes contemporáneos, los que son capaces de enfrentarse al sistema sin temor a represalias. Conscientes de su suicidio social, pero coherentes con sus ideas y creencias. Algo que no abunda en nuestra sociedad.

RIP Robert James Fischer.

3 comentarios:

crápula dijo...

El ajedrez es un deporte???

Venga! vamos!!! Si claro, y las damas y el juego de la oca son disciplinas olímpicas ...

Si es que a veces uno lee unas cosas queee ...

Antisemita dices? Y por eso mola? porque va contra el sistema.

Dave, cada vez eres más duro

Dave NeWaza dijo...

Es tan deporte como el fútbol, aunque no muevan tanto dinero.

Y atraía porque porque era consecuente, no por antisemita, no afirmes cosas que no he dicho.

Angus dijo...

Por muy consecuente que sea, a mi no me atrae alguien que defiende el odio, francamente. Y enfrentarse al sistema, lo que se dice enfrentarse, no es que lo hiciese en demasía, que el tio en lugar de asumir las consecuencias de sus actos se largo a vivir a Islandia para que no le tirasen de las orejas por bocas y por borde. Eso si, en lo suyo era muy bueno.
Y si, el ajedrez es tan o mas deporte que el futbol, crápula. Que en el ajedrez se ejercita hasta limites insospechados el "musculo" mas importante del ser humano, el cerebro.