domingo, 23 de marzo de 2008

Guiris y Flamenco






Desde hace algunos meses colaboro con la revista Map Magazine, una revista en internet, en inglés, dirigida a aquellas personas de lengua inglesa que viven en Madrid. Pues bien, hace algunas semanas hice un reportaje fotográfico en la escuela de danza Amor de Dios para esta revista, reportaje que han publicado este fin de semana y que podéis encontrar aquí.


La verdad es que no tengo ni idea de flamenco, y me sorprendió mucho la seriedad y las ganas de un grupo de personas, llegadas desde sitios tan diversos como Japón, Anchorange, en Alaska o México que dedican muchas de sus horas a aprender esta disciplina, a taconear hasta que más que algo aprendido es algo instintivo. A ellos, a gente como Nicole y Karen, que me dejaron entrar de espía en una de sus clases, les dedico estas fotos y el blog de hoy.

5 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Qué interesante. Cuando uno va por ahí se flipa con las costumbres de fuera, quiere aprender todo lo típico aunque en tu país no te interesen tanto las tradiciones.

¿Tú no te animaste a taconear?

PD: Me apunto a lo de la fiesta de bloggers, y lo de los cocteles me parece una condicion indispensable!!!

Barb dijo...

Qué bonito!!

Mi madre siempre quiso que aprenda flamenco..(y danza del vientre jeje) pero no soy muy dada a los del bailoteo obligado :)

Asi que también haces reportajes?? dios mio!!

y com dice Ana, siempre flipamos con lo que vemos fuera y pocas veces con lo nuestro..a mi me pasa que sempre les digo a los gallegos que tienen las vistas más bonitas del mundo y ellos,...como las tienen taan vistas no me hacen caso :P

un besazo

Dave NeWaza dijo...

Pues supongo que será igal que esos colgaos que se reunen en Lòrien a escuchar a Silly Wizard, Altan... O a bailar con Dervish cuando venían.

Qué poco valoramos lo que tenemos cerca, y que atractivo es lo que viene de lejos, ¿verdad?

Quicus Magnificus dijo...

Me alegro de que os haya interesado. Yo fuí allí esperando ver a algunas guiris desocupadas yendo a clases de flamenco como quien se apunta a Yoga, Pilates o kung-fú tibetano, y me encontré con una academia muy seria y gente que se desgastaba los tacones y las palmas a diario con tal de mejorar. Desde luego el flamenco no es lo mío, pero cualquier arte que se haga con ganas impresiona y atrae.

Y lo de los reportajes...pues sólo llevo cuatro, pero siempre se aprenden cosas.

Saludos

Asun dijo...

Que bonito cuando a las personas nos une un sentimiento y las ganas de aprender, tu amiga Asun tambien taconeo en su dia (durante un mesecito) aunque de naturaleza no era lo mio si puedo decirte que mi profesora de flamenco era como marisol y el guitarrista que la acompañaba de lo mejorcito que he escuchado.