sábado, 19 de julio de 2008

RESPETO AL PÚBLICO - Una crónica de Bruce y Sex Pistols en Madrid


Concierto de Bruce en el Bernabéu




Sex Pistols en el Summercase


El respeto tiene distintas maneras de demostrarse, especialmente cuando se trata de la relación entre un artista y su público. Las diferencias de comportamientos entre las grandes estrellas son notorias, cómo un cantante vive por sus fans y por la gente que ha pagado y se lo devuelve con creces y cómo otros, a su manera, respetan a su audiencia con salivazos, mocos, gárgaras y otras exquisiteces. Estos días lo hemos podido comprobar en Madrid, con dos conciertos muy esperados: el de Bruce The Boss en el Santiago Bernabéu y el de los Sex Pistols en el Summercase.

Bruce Springsteen ha sido fiel a su estilo: Sin teloneros, ya que no la hace falta nadie que vaya calentando ni entreteniendo a su público, el solito se basta con su banda- esta vez la clásica E Street Band- para emocionar y llenar de rock tres largas horas, sin casi interrupciones, con múltiples paseos entre las personas que se agolpaban entre las primeras filas y con guiños en cada uno de los temas. Los conciertos de Bruce son una rareza en estos tiempos, empezando porque Bruce recoge en persona los carteles en los que la gente va apuntando las canciones que quieren que toque – otros artistas lo hacen por internet, pero The Boss no necesita la web para llegar a su gente-, además aunque Bruce presenta su último disco, toca un montón de canciones antiguas, ésas que le dieron la fama y que él no se cansa de interpretar una y otra vez, pero no como una mera repetición aburrida, sino viviéndolo como el que más. Así, fueron sonando The River, Bobby Jean, Brilliant Disguise, Born to Run, Dancing in the Dark…entre otras. Pero no sólo es eso, es la manera en la que Bruce se mezcla con su masa, con sus seguidores, cómo se deja caer entre ellos, totalmente confiado, cómo deja que le toquen, le agarren y le demuestren su cariño sin que parezca sentir otra cosa que respeto por ellos. La adoración se devuelve multiplicada y Bruce se conoce todos los trucos de un viejo roquero, aunque en él sean absolutamente naturales.

Sex Pistols también fueron los protagonistas de un multitudinario concierto en Madrid, 24 horas después del genio norteamericano, salieron al escenario Movistar del Summercase con puntualidad británica, por muy punks que sean. En realidad los Pistols, ya no son lo que fueron, quizás sea un síntoma más de la muerte del punk, reconvertido en género mestizo para adolescentes adinerados, pero Johny Rotten y los suyos son ahora unos tíos mayores en pijama –al menos eso parecía lo que vestía Rotten-cobrando un pastón por actuar. El respeto por su público lo demostraron echando los frecuentes gapos y mocos al suelo del escenario, en vez de a la gente de las primeras filas, que no paró de moverse ni un segundo. Los tragos de la botella del líder de la banda eran escupidos en seguida, como un juego más, como los insultos entre los asistentes y Rotten. La anarquía era más bien previsibilidad y aunque salieron dos veces a tocar bises y el concierto durara casi 1 hora y tres cuartos, la gente reunida para disfrutar por primera vez en España de los Sex Pistols obtuvieron lo que habían ido a buscar: una oportunidad para saltar y levantar las manos al ritmo rápido de las canciones punks de los Pistols. Nunca un solo disco había dado tanto de sí, y quitando algunas provocaciones del grupo – los cánticos a Alá del Sr. Rotten- y temas como God Save the Queen, el concierto fue una parodia, un remedo de otra época sin futuro. El “No Future” y otros himnos punkarras se pueden utilizar ahora para vender móviles o whiskies, el punk es ya márketing.

4 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Jajaja, lo que mola de las crónicas es que como son personales puedes ver un montón d epuntos de vista. Yo me lo pasé muy bien y, además, moló encontrarnos aunque esta vez faltara la mozarella y los tomates!!!

Un beso y gracias por comentar en La Sexta, que me ha hecho ilusión :)

Ana arándanos dijo...

Oye, que acabo de ver tu artículo en "Yo Periodista"!!

Jajaja, enhorabuena chato, escribiendo para El País ;)


Dejo aquí el link por si alguein quiere verlo :D

http://www.elpais.com/yoperiodista/articulo/Periodista/Espana_Madrid/Johny_Rotten/Madrid/Punk/Sex_Pistols/Summercase/concierto/larga/agonia/Punk/elpepuyop/20080719elpyop_1/Ies

Quicus Magnificus dijo...

¡Gracias Ana! Como has podido ver he pasado la mitad de la crónica a la sección de El País:

http://www.elpais.com/yoperiodista/articulo/Periodista/Espana_Madrid/Johny_Rotten/Madrid/Punk/Sex_Pistols/Summercase/concierto/larga/agonia/Punk/elpepuyop/20080719elpyop_1/Ies

Y porque no me dejaban ponerlo entero, el límite son 2000 caracteres :-)

Besos

Mameluco dijo...

Lo que jamás de los jamases haría yo es ir a un concierto de los Sex Pistols (de los que me declaro fervierte admirador y de la anarquía sin sentido y del amor a la pasta por la pasta).
Pero aún menos a uno de Bruce Springsteen, jejeje (que poco me gusta ese tío)...

Porque al menos el disco que estiran los Pistols, a mí me gusta.

Mi comentario es tan personal e intransferible como su crónica, of course.

PD: Los fans de los Pistols lo que quieren son lapos y esas cosas. Quieren vivir en 1977, jejeje... Yo me desmarco. Yo quiero vivir en 1994 otra vez