martes, 10 de febrero de 2009

Enterrado en vida

Volviendo a casa he escuchado por la radio del coche que ha muerto Eulana, la chica italiana. Y me han asaltado varias dudas que quería compartir con todos vosotros.
Yo soy un acérrimo defensor de la voluntad humana por encima de todo. Entiéndanme, de la voluntad sobre la propia vida, la vida de cada uno. A su vez, somos responsables de cada uno de nuestros actos, y que debemos aceptar sus consecuencias. Por lo tanto, creo que las actuaciones de suicidio son, para mí, dignas de aceptación. Quizás no de comprensión, ya que creo que se deben buscar otras alternativas antes que esa solución; no hay vuelta atrás, pero sí que creo que cada uno tiene el derecho a decidir sobre su vida y de cuándo acabarla.
¿Y en el caso de esta chica? Sinceramente, no sé que ha pasado. Quizás sí que haya muerto de forma natural. ¿Y si no? ¿Dónde queda su autodeterminación? Es decir, si realmente alguien ha decidido por ella que no debe vivir más... Algunos pueden aducir que su familia, su padre más concretamente, es su tutor legal, por lo que le da derecho a estas decisiones. ¿Estamos seguros de que queremos dar esa potestad a alguien? Es decir, ¿abandonamos nuestro propio derecho a decidir y lo damos a otro? No lo entiendo. Estamos dando el poder de decidir a otros si la vida que lleva cada uno es digna de ser vivida o no, cuando hasta hace un momento defendíamos que nadie puede decidir sobre el fin de nuestros días.
Se puede argumentar que el tutor no aguanta el dolor de ver en según que situaciones a su hija... pero en ese caso, ¿no se descalifica el tutor como incapaz? ¿no antepone sus sentimientos ante la autodeterminación de la persona? Quizás haya otras personas que son capaces de superar ese dolor y de respetar la autodeterminación de la voluntad humana.
Este caso debe ser más peliagudo, ya que supongo que esta chica en ningún momento expresó su voluntad para actuar en un caso como este. Tampoco sé si esa falta de voluntad conlleva al sufrimiento... entramos de nuevo en el mismo bucle. ¿es ese dolor soportable para la persona en cuestión con tal de mantener su vida? ¿Puede sufrir si no existe voluntad? Quizás sería más fácil decir que desde el mismo momento que no hay voluntad no existe persona... o no

Sinceramente, esto y hecho un lío. Le seguiré dando vueltas al asunto, buscando una respuesta. Porque tengo esperanza, la de que existe una.


Recomendación musical: Habeas Corpus, Enterrado en vida

9 comentarios:

Clares dijo...

En este caso, Dave, yo sí lo tengo claro. Esta muchacha llevaba nada menos que diecisiete años en coma, diecisiete años. No te puedes imaginar lo que es eso. Tú ves las fotos de ella viva, en plenitud, y puedes creer que ha muerto así, pero no es eso ni mucho menos. El deterioro físico en esos casos es extremo. Esa chica estaba prácticamente en muerte cerebral y se mantenía artificialmente porque la medicina actual tiene esa facultad de doble filo: por un lado, puede salvar vidas, manteniendo el cuerpo que tendría que estar muerto para una posible recuperación; por otro, puede encarnizarse en remedios y mantener con vida un cuerpo que no tiene ninguna posibilidad de volver a la vida, porque el cerebro es lo que hace que sea vida plena. Un cuerpo vegetativo casi no es una persona. Creo que en diecisiete años se ha comprobado que el milagro de la recuperación no se va a dar. Ella ya ni podía decidir, porque si hubiera podido sería que era aún persona, en el sentido pleno del que hablamos. Ese es el error; siempre pensamos que si nos vemos muy mal pediremos una muerte digna, y la realidad es que cuando tenemos que tomar la decisión no podemos tomarla porque ya no somos capaces. Por mi parte, haré un testamento vital, porque no querría que me aplicaran remedios mayores y me mantuvieran con vida a toda costa.

Mameluco dijo...

Según parece la hija le dijo al padre, viendo a un amigo en sus mismas circunstancias que no le gustaría morir así. Puede ser una excusa del padre. Lo que si está claro es lo que dice Fuensanta. Una persona con 17 años en coma hace que este sea irreversible en la mayoría de los casos. Cuando se han despertado en casos similares han muerto al poco tiempo. De muerte natural. Sin músculos, descalcificados, con un cerebro "oxidado".
Es una cuestión sospechosa que aquellos que creen en la vida eterna, se resistan tanto a evitar la muerte digna, y le pongan tantos reparos a la vida digna (células madre, terapias génicas, hermanos concebidos para ayudar a sus hermanos enfermos, fecundaciones in vitro). La razón es bien sencilla. El miedo a la muerte les viene bien. Les atrae público. Disfrutar de la vida destruye sus siniestras y oscuras intenciones.

Dave NeWaza dijo...

Estoy, aunque no lo creáis,muy habituado tanto al milagro de la vida como a la ¿desgracia? de la muerte... he visto morir a varias personas y he ayudado a una a nacer. Sé perfectamente cómo se deterioran los cuerpos y las mentes de los crónicos ingresados en nuestros hospitales... pero no es eso lo que yo me planteo.

Si quereis, os pongo otro ejemplo de un hospital en el que trabajé ya hace algún tiempo: un paciente de noventa y tantos, que tras salir de quirófano todos le dábamos no más de una semana... pues gracias a la determinación ( y a base de darnos mucho trabajo al resto) de uno de los internistas, este hombre pudo salir por su propio pié del hospital... para morir plácidamente en casa poco después.

A lo que me refiero es a que no sé hasta que punto podemos legislar o decidir sobre el fin de la vida de otra persona. Insisto, no me gusta ver sufrir a nadie, pero tampoco quiero que se tomen precedentes para hacer una especie de eugénesis del sufrimiento.

Es muy complicado, al menos para mí... y respeto vuestras opiniones, y las comparto... casi al 100%.

Dave NeWaza dijo...

... otra pista más para Fuensanta...

Y Maleluco, las supersticiones, estoy seguro de que irán desapareciendo poco a poco... es algo que no me preocupa, acabarán desapareciendo.

Clares dijo...

Lo que quería decir es que se ha hecho un uso poítico, en el peor sentido, de este caso tan penoso. Dice una periodista que la vio que pesaba cuarenta kilos, que tenía toda la cara llagada y las extremidades retorcidas. Diecisiete años. Yo no querría tener que ver algo así, y no es por mi sufrimiento, sino porque no me parece natural ni normal. Mientras haya una esperanza, por lejana que sea, vale, pero en estos casos de vida artificial, lo mejor para mí es que la naturaleza obre. Entiendo el caso del nonagenario que explicas, pero creo que es otra cosa.

Dave NeWaza dijo...

Bah, lo del uso político de todo es más que habitual en nuestra época... por desgracia nos hemos acostumbrado a esa basura y, al menos yo, no les doy ni la más mínima credibilidad.
Por lo demás, es cierto que no es agradable tratar a un paciente en esas condiciones, y menos que sea tu hijo, hija en este caso. Y estoy de acuerdo con lo que tú dices, pero ahora piensa en lo de que la naturaleza siga su curso. ¿Significa eso que desde un principio, tendrían los médicos que haberse negado a a seguir con el tratamiento? ¿Por qué esperar diecisiete años? ¿Por qué dejarla acabar con esa presencia?
Quizás, y si lo que dice Mameluco es cierto, si desde un buen principio se hubiese respetado su derecho y decisión a disponer de su vida como deseaba, no nos encontraríamos co esta situación.
Esta es quizás la piedra en el camino que nos ha fastidiado el paseo.

Mameluco dijo...

Yo no estoy tan convencido de la desaparición de las supersticiones. El avance de la religión en el mundo a través de la política es innegable. Lo que parecía que se había erradicado hoy surge como una hidra como muchas cabezas. El laicismo está es franco retroceso en el mundo. El neoliberalismo va con su monoteismo de la mano. Lo que hubiesen permitido sin lugar a dudas George Washington, Thomas Jefferson o Ben Franklin hoy no lo permiten ni los neocom americanos ni sus acólitos europeos, sea FAES, Berlusconi o el sumsum corda.

Yo a la vida le doy el valor que tiene para mí, claro, no el valor que le dan los demás. Pero si alguien ha de decidir por ti, supongo que se pondrá en tu lugar.
De todas formas yo voy a hace eso del testamento vital y donar mi cuerpo a la ciencia. A ver lo que sacan en claro.

Oshimatoti dijo...

Dave, habemus maquina???

Dave NeWaza dijo...

Mameluco, ¿cuantos supersticiosos con futuro hay en tu entorno? En el mío solo hay uno. Van desapareciendo con el tiempo, no me preocupan.

Oshimatoti, según Apple llegará mañana, según UPS... no lo tienen muy claro. Seguro que llega el viernes tarde cuando no estemos en casa.